RELLENO OJERAS

Con el paso de los años, la piel de la ojera se hace más fina y pierde elasticidad, la musculatura de la zona pierde tonicidad, la cavidad orbital se ensancha. Esto da lugar a un aumento del surco y pliegues en la zona del párpado inferior. Por otra parte, la piel progresivamente se va adelgazando, y se transparentan los planos más profundos, lo que da lugar a una pigmentación más oscura.

Desde hace unos meses, disponemos de un nuevo material para el tratamiento de las ojeras e incluso de las bolsas palpebrales incipientes. Se trata de redensificar la piel en esa zona consiguiendo así rellenar las zonas deprimidas y por otra parte eliminar la pigmentación debido a que ya no se trasparentan vasos ni estructuras profundas. Es un método sencillo y muy eficaz: inyectamos el producto por medio de una aguja muy fina y los resultados son visibles de inmediato.